Skip to main content
Blog de finanzas
Mikko Tuomas Ripatti

Mikko Tuomas Ripatti

Mikko se incorporó a DNB Asset Management en junio de 2015 y es responsable de las actividades de DNB Asset Management en España y Portugal. Mikko también es un experto en las estrategias y productos de renta variable de DNB AM, trabajando en estrecha colaboración con los gestores de fondos en Noruega. También supervisa nuestros fondos domiciliados en Luxemburgo.

Entre 2007 y 2015 Mikko trabajó en Helsinki como gestor de fondos en FIM Asset Management, donde, como parte del equipo de mercados emergentes, fue responsable de las inversiones en América Latina. Entre 1999 y 2007 Mikko trabajó para la empresa más conocida de Finlandia, Nokia, en diferentes puestos relacionados con la estrategia, el análisis de mercado y el desarrollo empresarial en América Latina y Finlandia.

Mikko tiene una maestría en Economía y Administración de Empresas de la Escuela de Economía de Turku en Finlandia. Habla finlandés, sueco, inglés, portugués, español y un poco de francés.

Published:

Gran parte de la tecnología que los usuarios han incorporado a sus vidas en la actualidad parecía imposible hace muchos años. El metaverso es otra tecnología que todavía no parece viable, al menos no en la medida en que los expertos acostumbran a hablar de ella. ¿Qué esperan los usuarios finales? McKinsey publicó un completo estudio sobre el tema el pasado mes de junio. Los cinco puntos más importantes desde la perspectiva de los consumidores eran las redes sociales, el ocio, los viajes, las compras y los juegos. Casi el 60% de los consumidores que utilizan la versión primigenia actual del metaverso están ansiosos por poder realizar sus actividades cotidianas en él. La conectividad entre personas es el principal impulsor, seguida de la capacidad para explorar mundos digitales. Alrededor del 95% de los ejecutivos encuestados por McKinsey esperan que el metaverso impacte positivamente en su sector a 5 o 10 años vista y el 61% espera que cambie ligeramente el funcionamiento de su sector. Los sectores que probablemente más se verán afectados por el metaverso son los productos de consumo y la gran distribución, los medios de comunicación y las telecomunicaciones, y la atención sanitaria, sectores que también se encuentran entre los que ya están implantando iniciativas en este ámbito.

El metaverso ya es una realidad, especialmente entre las empresas de videojuegos y los entornos que crean. Sin embargo, todavía está por ver qué será exactamente el metaverso y cómo va a desarrollarse. Definirlo ahora podría influir en la imaginación de los visionarios.

¿Quiénes serán los ganadores de la nueva Internet?

En este sentido, el tema despierta cierta expectación. La experiencia de usuario necesita mejorar y mejorará. Después de todo, la realidad aumentada y la realidad virtual son piezas clave de la idea del metaverso. Y esa parece ser actualmente la dirección en la que avanzan las cosas. En fechas recientes, el consejero delegado de NOKIA declaró que los teléfonos móviles tal y como los conocemos dejarán de existir en 2030. También aludió al hecho de que dispondremos de otros dispositivos que estarán conectados a nuestro cuerpo y que se comunicarán directamente con otras personas. La comunicación humana conforma el núcleo del metaverso, mientras que la comunicación en tiempo real, la sencillez de manejo y una sensación de fusión con Internet son sus características definitorias. En última instancia, se trata de fusionar la «vida real» con el mundo virtual.

El metaverso también tendrá un papel importante para las empresas. Por ejemplo, las reuniones virtuales parecerán reales en el futuro. En entornos industriales, personas repartidas por todo el mundo podrán reunirse en salas virtuales y sentir que están presentes gracias a los avances de la tecnología. Existen también muchas oportunidades en la gran distribución. Las marcas de lujo, desde Balenciaga hasta Ralph Lauren, pasando por el gigante sueco de la moda H&M, ya han tomado conciencia de las oportunidades que brinda el metaverso para ofrecer a sus clientes un universo de compras digitales. Más avanzados marchan en empresas como Nike, que adquirió RTFKT Studios, una empresa centrada en medios digitales, a finales de 2021. Poco después, se ofrecieron por primera vez zapatillas «digitales» a los fans y estas se convirtieron rápidamente en objetos de colección. A día de hoy, solo las calzan avatares.

Surgirán también nuevos enfoque en el sector inmobiliario, por ejemplo a la hora de comprar una casa: los clientes que deseen ver una casa que les interese podrán hacerlo con bastante facilidad en el futuro a través del metaverso. En numerosas tiendas de mobiliario ya están empleando la realidad aumentada para mostrar a sus clientes cómo quedaría un mueble entre sus cuatro paredes.

Estrategia de inversión con actores del metaverso

Sin embargo, para que el metaverso se convierta en realidad, empresas como Nokia y Nvidia tendrán que suministrar la potencia de procesamiento y los chips o las infraestructuras. La estrategia de inversión en este ámbito podría tener el aspecto que tiene hoy la de los coches eléctricos: una opción es invertir en Tesla, por ejemplo, y la otra es participar en la cadena de valor del coche eléctrico, ya que estas empresas a veces podrían estar más baratas que los actores más «obvios», por así decirlo. No obstante, hasta ahora no hay muchas empresas activas en el mercado relacionadas con el metaverso, aunque la cifra está aumentando.

Ya se han invertido más de 120.000 millones de dólares en el metaverso a través de empresas de venture capital y private equity en los cinco primeros meses de 2022, lo que duplica ampliamente los 57.000 millones de dólares de 2021. Las grandes empresas tecnológicas son los mayores inversores y lo están haciendo a mayor escala de lo que lo hicieron, por ejemplo, en la inteligencia artificial en una etapa de desarrollo similar.

En el terreno del metaverso ya están activas muchas empresas de videojuegos y, debido a la corrección de los mercados, los puntos de entrada son interesantes. Además, los beneficios son relativamente buenos comparados con muchos otros sectores. Fuera del sector de los videojuegos, muchas empresas se encuentran apenas en la fase de definición del plan de negocio para sus actividades en el metaverso. Aquí, se podría pagar un precio demasiado alto por planes de negocio que todavía son demasiado vagos. Sectores como la logística y las telecomunicaciones podrían quedar rezagados cuando hagan la transición al metaverso. En resumen, el metaverso y sus oportunidades de inversión deben abordarse todavía con cautela debido a la incertidumbre.

En el caso de Meta (la antigua Facebook), está por ver el éxito que podría tener. Porque Meta está poniendo actualmente todos los huevos en la misma cesta. El año pasado, la empresa invirtió más de 10.000 millones de dólares en el ecosistema del metaverso. Está asumiendo un gran riesgo, pero al mismo tiempo está intentando tomar la delantera en esta transición. Actualmente, Meta cotiza con una valoración bastante interesante. Lo único que resulta difícil de calibrar es la visibilidad de los beneficios.

Last updated: